Este sábado, 14 de diciembre, una de las noches más mágicas de año, la de Fin de Año, llegaba por adelantado hasta las instalaciones del centro Vértice de la Fundación José Luis Zazurca donde disfrutamos de nuestras particulares campanadas rodeados de nuestros usuarios y sus familias y nuestro gran equipo.

Son fechas muy especiales para todos nosotros y, sobre todo, una excusa maravillosa para reunirnos en torno a una agradable velada que en esta ocasión… ¡¡¡estuvo protagonizada por la música!!!!

Más de 350 personas asistieron al emotivo discurso de D. Jaime Gros Bañeres, presidente de la fundación, que no dudó en agradecer la asistencia a todos los presentes al tiempo que alabó el trabajo del grupo de profesionales que forman nuestra gran familia Vértice y recalcó que, en estas fechas tan familiares, “es muy bonito reunir a todas las familias que componen el centro y residencia VéRTICE”.

Con dos presentadores de lujo, Elisa y Kilian, trabajadores de la fundación, quienes iban completamente vestidos para la ocasión… se llevó a cabo un breve repaso de los pasos a seguir para empezar el año con buen pie.

Tras el recordatorio, se procedió a escuchar el carrillón, los cuartos y las 12 campanadas gracias a la ayuda del batería y el vocalista de la banda invitada, la cual protagonizó la velada festiva con su música.

Y es que la entrada al Año Nuevo dio pasó a un concierto digno de las mejores celebraciones a cargo de The Cucumbers, que con un amplio despliegue de luz y sonido y un repertorio de más de 30 canciones, hicieron las delicias de jóvenes y mayores y pusieron un broche de oro a este año 2019.

La noche más mágica del año no podía carecer de una historia entrañable de esas que tanto nos gustan… y es que hace mucho, mucho tiempo… la banda sorteó una actuación con motivo de su décimo aniversario que ganó Alicia, madre de uno de nuestros usuarios, quien no dudó en ofrecerla al centro para que pudiéramos disfrutarla todos. Muchas gracias de parte de todo nuestro equipo. Hoy, varios meses después, el destino quería que recalasen en nuestro centro.

Por supuesto, ellos nos regalaron su música pero no se fueron de vacío ya que les obsequiamos con una cesta de productos de nuestro Espacio Creativo VéRTICE que, como demuestra la siguiente imagen… ¡no dudaron en estrenar tan pronto como llegaron a casa!

Desde la Fundación José Luis Zazurca queremos aprovechar para desearos una Feliz Navidad y un próspero Año Nuevo cargado de ilusión y alegría en el que sigamos trabajando por una sociedad más inclusiva.